El Cambio

El voceo lejano de un pavo real me saca de mi letargo.

El sol esta alto y siento sus cálidos abrazos. Sentada, desde el estrecho banco de hierro forjado que he hecho mío durante las últimas dos horas, contemplo una gigantesca planta de color verde oscuro cargada de pequeñas flores azules que, con afán imperialista, se expande por el suelo. No tengo ni la menor idea de botánica pero el paisaje me resultaba tremendamente bello.

Desde hace un tiempo recuerdo con mayor frecuencia a mamá. Nunca he estado muy ligada a ella pero, desde su muerte, la echo de menos.

Si ella estuviese viva todo sería diferente. En cualquier caso, es de cobardes echar la culpa a los muertos.

¡Dios! Como calienta el sol. El verano está a la vuelta de la esquina.

La decisión está tomada. Hace meses que sé lo que tengo que hacer, sólo me falta reunir el coraje suficiente.

Una abeja se ha posado sobre una de las flores azules de la gigantesca planta de color verde oscuro. No me parece que esté inquieta; ni triste; ni feliz. Sólo vive. ¿Por qué yo me complico tanto? ¡No! Es ahora o nunca.

Me pongo en pie dando un salto y siento que me tiemblan las piernas pero, en mi se ha producido un cambio. No puede esperar. Tengo que ir a casa de mi padre. Ahora mismo.

Recorro los frondosos senderos del jardín de l’Albarda dejándome arañar las piernas y los brazos por ramas secas que encuentro a mi paso. No me detengo. Llego casi de inmediato al caminito de baldosas que, a su vez, lleva al camino principal.

Ando. Ando con decisión, con la seguridad de quién se sabe conocedor de la verdad. Ando rápido, casi sin tocar el suelo. El sol calienta cada vez más y sudo. Corro erguida. Creo que he ganado en altura. Lo veo todo desde otra perspectiva. Hoy va a marcar un antes y un después. Lo que pase hoy lo recordaré para siempre. No tengo miedo, no estoy nerviosa. Tengo la actitud del ganador. Estoy a punto de hacer lo correcto. Lo sincero. Me dirijo a casa de mi padre a decirle que soy lesbiana y hoy, también, le hablaré de Fátima.

 

* Texto con correcciones de Antonio Almansa

 

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s